Hasta la ciudad de Santiago, se trasladó una comitiva de la comuna de Longaví esto con la finalidad de sostener una reunión con el Alto Mando de Carabineros de Chile; en la persona de Mario Rozas, director general.

En el encuentro se expuso la preocupación por el estado de los vehículos de la institución, como la falta de personal y el anhelo de la ciudadanía, de contar con un nuevo retén, esta vez, ubicado en la zona poniente de la Comuna; ya sea en Paso Cuñao o Alto Llollinco.

Se acordó, realizar mesas de trabajo, para ir tratando este y otro temas, en que el alto mando, estará representado por oficiales de la zona, en tanto el municipio, incluirá a la comunidad; de tal forma de ir conociendo avances y del mismo modo, proponer acciones que permitan evitar el aumento de hechos delictuales en la comuna.