En la comuna de Longaví, son cuatro los cruces ferroviarios por el que a diario deben transitar cientos de automovilistas y peatones; pero hay uno de ellos, en el sector de Paine, que genera una gran preocupación, tanto de residentes como autoridades locales.

“El cruce de Paine, cuenta en su historial, con unas las tragedias más fuertes que pueda recordar la comuna; allí el año 1999 un bus fue impactado por el tren, fueron más de 20 los heridos graves y cerca de 10 las personas perdieron de su vida, muchos de ellos niños que se trasladaban hasta la escuela de la comunidad; desde esa fecha, no han sido pocos los accidentes que allí han ocurrido, los últimos, incluso en el mes de febrero de este año” Manifestó Robin Araya.

Señaló además; que la preocupación pasa porque en el lugar no existen barrareras ni tampoco guarda líneas, incrementando el peligro; a lo que se suma, una falta en la mantención del cruce; como es el corte de malezas que impiden una visión clara y segura para quienes a diario cruzan por ese lugar.

Es necesario que EFE tome en consideración esta situación y pueda tomar acciones relativas a optimizar la seguridad del cruce; como del mismo modo, implementar el sistema automático que se nos anuncio en una audiencia en Santiago, con la gerencia de la empresa estatal, esto ya hace algunos meses; ocasión, en que nos señalaron que se harían importantes inversiones, principalmente en el Cruce Las Motas, La Granja y Paine de Longaví.